lunes, 17 de noviembre de 2014

miércoles, 12 de noviembre de 2014

Y la vida se ve demasiado gris sin deseos

(Poderoso Dios de amor, envia la tormenta ya...)

domingo, 26 de octubre de 2014

¿Hasta cuando ha de seguir la racha de la mala racha?
Cansado ya de las ilusiones que nunca se concretan, ¿Hasta donde va a seguir esta farsa?
Siempre el mismo cuento, distintos protagonistas pero siempre lo mismo. Está bien, entiendo que las ilusiones son esos ratitos que somos felices, y que el sueño nunca llega como se lo sueña, por eso la ilusión es el rato de mayor felicidad, si todo es perfecto...
Pero creo ya cansa el pasaje de la ilusión a la realidad sea trunco, me cansé de las ilusiones... ¿Será este acaso el fin del motor? Pues, ¿de qué voy a vivir ahora que he de decirle basta a las ilusiones?
Bah... ¿Se puede decirle que no? Vamos a intentar, asique la amargura de la realidad va a ir poniendome el pie cada vez que me vea pasar.
Gloriosas y venenosas ilusiones, son la adicción más dulce y amarga que conocí.
Pues como casi todo en la vida, nacen con un horizonte enorme y nunca llegan a él.

viernes, 12 de septiembre de 2014

Parece que esta vez

Bueno, al parecer aaaaaaaaaaaaalguien me leyó, porque apretó el pulgar para arriba.
Asique para vos, quien quiera que seas, va dedicada esta reflexión.
Pedorra, pero reflexión en fin.

Violencia, el idioma universal, ese que se respira casi todo el tiempo.
Violencia hay en todos lados, en todas las relaciones sociales y cada vez más, eso es lo preocupante.
Desconozco relaciones sociales sin violencia, y no es por ser fatalista, pero como no va a haber violencia en todas las relaciones sociales, si todo es violento. Pero la pregunta es...
¿La violencia es natural o es social? No sé. Pero me inclino mas por la segunda, es decir...
Creo que nuestra primer experiencia con la violencia es social. Cuando uno es chico y hace algo que "está mal" se lo castiga, se lo corrige, se lo "educa"... Y eso es violencia, porque se está reprimiendo las inquietudes que tiene uno. Lo que a uno le nace.
Puede ser que el niño no sea del todo racional, pero justamente por eso es que se lo castiga, por no hacer lo que "la razón manda". Y sí desde chico la violencia está presente en las relaciones sociales que deberían ser las más fuertes, las de mayor confianza que son con la familia, ¿Cómo no va a haber violencia en todos lados?
Violencia, violencia y más violencia.
TV vende violencia, gente compra violencia. La violencia como una mercancía.
¡NOS REGALAN SOLDADITOS DE PLOMO CUANDO TENEMOS 3,4,5 AÑOS! ¡ARMAS!
¿Cómo mierda no vamos a ser violencia? ¿De qué se quejan cuando los más olvidados quieren recuperar su dignidad por medio de la violencia? ¿Qué pretenden? El mundo es para todos.
Para los que tienen, para los que se la ganan, para los que no tienen, para los que se desviven por vivir y dignificarse. ¿La modernidad va a ser quien nos mate? Al inventarse las identidades individuales se terminaron olvidando de la idea de humanidad... esto ya no es humano, estos son individuos matando otros individuos para sentirse más únicos, más exclusivos.
Van a terminar logrando sentirse más solos.
Me hinché las bolas de que vean a otros seres humanos como enemigos. ¡encima son tus vecinos! ¡son tus hermanos, la puta que te parió!
No me pidás que no sea violento, si no fuese por la violencia no estaría acá...

Frase para recordar... "Si no luchás en el presente; no te quejes del futuro"

viernes, 5 de septiembre de 2014

Un garabato con patas
Es difícil de llevar la angustia existencial, esa que te atraviesa a todo momento. Pero más difícil es no saber que hacer con ella. Es necesario canalizarla, pero cuando no la podés canalizar encontrás lo peor. Encontrás que se vuelve un circulo vicioso porque tu angustia viene de no poder canalizar la angustia...
Había algo que podía hacer para despejarme de la angustia, tenía una manera de sacarmela de encima, pero ahora me abraza todo el tiempo y me ató las manos... las melodías ya no nacen, las letras ya no se escriben, las canciones ya no se cantan y la tristeza se coronó reina. Se necesita siempre una ilusión.
Pero tranquilo, porque si hubiese perdido la esperanza no estaría acá. Esto va a cambiar, lo voy a cambiar.
Es hora de patear el tablero y empezar otra vez, de nuevo, de vuelta, una vez mas, de cero.